martes, 2 de octubre de 2012

Despacito y buena letra



(manos de García Márquez; foto Kim Manresa)


Las prisas y las redes sociales

Los usuarios de las redes tendemos a la lectura apresurada, literal y reduccionista de los pequeños fragmentos de textos que en ellas escribimos y comentamos.

Me refiero fundamentalmente a Twitter y Facebook. Los blogs, esos cuadernos de bitácora digitales, admiten lecturas y escrituras algo más pausadas y, por tanto, más reflexivas.

Supongo que lo escueto de los escritos y la inmediatez con que se comentan y replican conducen ineluctablemente a la levedad de la prosa de las redes. Siempre andamos de prisa y corriendo.

La prisa es enemiga de la escritura, prosa o verso. También lo es del ingenio y de la ironía fina. Un pedacito de texto agudo y zumbón está destinado a ser recibido con onomatopeyas, abreviaturas y signos ortográficos indescifrables para mí, en la mayoría de los casos.

Y conste que soy enemigo acérrimo del academicismo y gravedad de los fuegos de artificio literarios. Procuro escribir corto y por derecho, pero nunca a uña de caballo. Tampoco me gustan los escritores estreñidos, aquellos quienes, para escribir la lista de la compra, hacen unos gestos tan difíciles que parece que van a poner un huevo.

¿Por qué estamos todos, entonces, en las redes sociales? Pues porque nos sentimos solos y necesitados de afecto. Y ello ocurre o puede ocurrir con sesenta años o con veinte primaveras.

Dicho y hecho de un tirón
¡Quiquiriquí! ¡Más canta el gallo que la perdiz!


(tomé esta foto en La Habana)

13 comentarios:

  1. Si no fuera porque el academicismo y la gravedad de los fuegos de artificio literarios me chiflan (jujujuju...) y que a mí escribir corto en ocasiones sí, pero la mayor parte de las veces no, te diría que estoy de acuerdo en todo. Sobre todo en lo de la soledad y el afecto.

    Besos de blogger (orgullosa de serlo ^_^).


    Pd.: ¿ser "plusera" (Google +) sería para ti lo mismo que ser twittera o facebookera? :P

    ResponderEliminar
  2. Yo estaba en Facebook pero me agobiaban mucho todos los avisos, mensajes, mil cosas a las que no me daba tiempo de atender ... me di de baja y soy mucho más feliz!

    ResponderEliminar
  3. LA RED ES MUY COMPLEJA. HE DE AHÍ QUE NOSOTROS DEBEMOS SER CONSCIENTES PARA QUÉ LA USAMOS, SIRVE O NECESITAMOS. EXCELENTE REFLEXIÓN-CRITICA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaj! Pues por Facebook me enteré de este texto. Un poquito más largo que otros te ha quedado sí... pero simpático. Nos vemos por ahí ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo no tengo FB o twitter.

    Tengo un FB con este nick, y nada mas.

    La vida está afuera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente, lo de internet es una búsqueda de afecto, una manera de paliar la soledad o de creernos que la paliamos. Y crea una peligrosa adicción. Engancha.

    Básicamente estoy de acuerdo, pero es un tema para un debate largo y tendido.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. No soy escritora ni pretendo serlo, solo escribo por qué? ahora ya no sé, pero cuando empecé un blog fue por necesidad de desahogarme.
    Quizás siga igual... soledad también hay.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hace 4 años había 133 millones de blogs, la mayoría dedicados a narrar las cavilaciones personales, en cuanto a las redes sociales estuve en hi5 y facebook y en ambas me di de baja, quité los auriculares, la cámara, el chat y el messenger y no diré por qué lo hice pero hasta el momento, no me arrepiento.

    Buenas noches

    ResponderEliminar
  9. Las redes sociales creo que necesitan también de un poquito de afán exhibicionista, tal vez como los blogs.
    Yo las usé mucho, bueno, el facebook, pero todo lleva su proceso y me cansé, y sí, odios las onomatopeyas cuándo se convierten en la única forma de expresión, y la mitad ni siquiera las entiendo, estuve meses creyendo que XD singnificaba por dios! hasta que una adolescente me sacó de dudas, pero ni recuerdo que me dijo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Sí, yo también creo que en las redes sociales brilla el exhibicionismo y se da más importancia a lo "popular" que a lo que uno considera relevante. Sin embargo, tienen aspectos positivos. Es como la cara y la cruz de una moneda... el reflejo, tal vez, de la vida "analógica": lo mismo da pasar desapercibido en el día a día tangible que en el virtual, o, dicho de otro modo: los que solemos pasar desapercibidos por la vida lo hacemos también virtualmente. Ambos mundos se "realimentan" y alimentan de apariencias, máscaras y dependencias emocionales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hay que tener cuidado y no olvidar que la tecnología es un medio y no un fin, más allá de las redes sociales es mejor buscar el contacto con otros face to face. Abrazos!

    ResponderEliminar
  12. La soledad es dura y afiladamente real y la red es fácil, aunque engañosa...

    ¡Hay soledades que están tan escondidas y tan disimuladas, pero que quedan tan al descubierto en las redes...!

    En fin, que yo también te quiero, que conste.

    Un beso solitario ( o dos).

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!