miércoles, 17 de octubre de 2012

A ella



(foto Polaroid de Chloé Aftel)


A ella que, cuando estrechaba mi mano, hacía
como que se la llevaba al corazón.

11 comentarios:

  1. Me encanta la fotografía, y sus bellas letras; y si es verdad q. solamente el roce de una mano puede hacer q. florezca...,¡el más grande amor; las caricias hacen vivir latir al corazón, le dan vida!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. el sitio más cercano... efímero y hermoso.

    ResponderEliminar
  3. Claro, conciso y directo...al corazón.
    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Bravo, Manuel, esto es muy bueno. Es de esas frases que se pueden dibujar, pero además del gesto, parece que aún notas el calor.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  5. A veces pasa.

    Y que bueno es.

    Lastima que suelen ser celosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. qué maravilla! y hondo y todo y más.
    bravo, maestro.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. que decir cuando esta todo dicho,excelente ,maestro
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. No se lo tengas en cuenta: a lo mejor es que allí tampoco había nada a lo que llevarse tu mano. Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Se puede decir algo tan hermoso a un instante de recuerdo? Tú lo has hecho, Manuel. Gracias.


    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  10. A través del roce de unos dedos se pueden sentir tantas cosas...

    Breve y perfecto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!