Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

Tres tardes con Fidel Castro

Imagen
Las horas contadas
Primer encuentro

Fidel Castro Ruz envió coche y escolta a buscarme para comparecer ante él. Eran las cuatro de la tarde de un jueves de agosto del año de gracia 2007.

Se trataba de charlar con el Comandante en Jefe, oportunidad que me proporcionó el destino la noche en que conocí a Sergio del Valle, un histórico de la revolución cubana. Fue médico de la guerrilla en Sierra Maestra, en el oriente de Cuba y recibió el título de Héroe de la República. Ha muerto ha poco, semanas después de hacerme tremendo regalo.
El libro de la vida quiso que el invierno anterior, en un club de Caracas reservado para oficiales chavistas, conociera yo, tragos de ron por medio, a un compañero de Fidel. Sergio, ya mañaneando en la cima del Monte Ávila, va y me suelta:

− Mire compadre, usted como que me cayó bien. Me dicen mis camaradas bolivarianos que usted escribe no tan mal. ¿Es correcto eso de que usted es hombre de buenas letras? ¿Quiere conocer a nuestro Comandante en Jefe?

Sus pal…

Granada: Casería de Los Cipreses. Recuerdos en azul y blanco (segunda parte)

Imagen
Segunda parte



http://cuentosencarneviva.blogspot.com.es/2008/06/granada-casera-de-los-cipreses.html



Dos pájaros negros sobre un árbol calcinado del cortijo.

La línea recta del horizonte señala el paso de la autovía junto a los bancales del cortijo.



Ventana azul y blanca junto a imagen de la virgen en la casa de los guardeses. La devoción mariana era muy celebrada en Los Cipreses.





La vieja casería fue adaptada para vivienda de los capataces del señorío.
14 de Enero de 2013
Oratorio (como afirman algunas fuentes) no hubo nunca. Lagar, tampoco, que no había viñas.

Corrales, establos, graneros, secadero de tabaco, garaje, lavaderos, vivienda para los guardeses, abrevaderos... fosas sépticas, depósitos para agua doméstica, estanque para cocer el lino, otro más para el estiércol... Sí.




Corrales antiguos y secadero de tabaco frente a la entrada del torreón de la casa de labor.


15 de Enero de 2013
El lino se segaba a mano, con hoces. Las gavillas se sumergían en el agua del estanque, previamente llenado …