Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Cubanidad

Imagen
(foto tomada por el autor en el Acuario Nacional de La Habana)
Cubanidad                                                            
Con frecuencia oigo o leo que, para expresar las características fundamentales del pueblo cubano, se utiliza la expresión "cubanía".
Después de darle vueltas en mi mollera llego a la conclusión de que prefiero utilizar el término de "cubanidad".
Los felinos tienen, en general, "felinidad", tanto un gato como un tigre.
¿Están ustedes de acuerdo?

Comida insana

Imagen
(foto tomada por el autor)
Comida insana                                                               
Las furgonetas blancas, sin letreros de identificación, aparecen en las madrugadas. Son blancas y mudas y van llenas de cajas con platos pre-congelados o refrigerados.
Sin ruido, sus conductores descargan unas cajas de cartón que sueltan humo de hielo. Tampoco llevan letras. El propio conductor entra las cajas a los bares y restaurante de mi calle y sigue su ruta.
Eso que va dentro de los paquetes de cartón es lo que nos sirven de comer en buena parte de los bares y restaurantes de mi barrio, fundamentalmente en lo que se llaman “menús del día”.

Los menús que comen gran parte de las personas que trabajan en mi barrio son caros, a base de platos refrigerados o pre-congelados, y de poca calidad. Además son insanos y sospechosos de tener sobrepasadas sus fechas de caducidad.

Guatemala en noviembre

Imagen
Guatemala en noviembre                                      

Aquí en Guatemala, aparentemente, nunca pasa nada.

Como en cualquier ciudad de provincias en la España de la postguerra. Bardem retrató con buen tino aquella atmósfera asfixiante. Las pasiones fluían por debajo, cual ríos subterráneos.

Yo, ahora, vegeto en la capital guatemalteca a ocho mil quinientos kilómetros de la estepa castellana. Eso sí, “converso con el hombre que siempre va conmigo”. El poeta así lo escribió. Y Serrat lo cantó.

El barman de El Cafetal, en el hotel Biltmore, Camino Real, me muestra en su cámara digital la foto de una talla de un Jesús Nazareno. Opino, con prudencia, que parece una talla antigua de un imaginero español. No le convenzo. Afirma que esa imagen de un pelirrojo hebreo es obra de un guatemalteco tallada hace quinientos años. Desisto de argumentar ¡qué más da!

En Noviembre, en Guatemala City, se gradúan o “reciben” los estudiantes locales. Copan los hoteles caros con sus fiestas de traje largo, …

La noche más oriental

Imagen
(foto tomada por el autor)

La noche más oriental                                           

Sin remedio, que no lo tengo.

Me pregunta una lectora:

- ¿Por qué no escribes de una vez por todas un libro gordo?

Como tampoco tengo propósito de la enmienda, voy a explicarme ahora.

Mi escritura está en la órbita de la cortedad en el decir –Gracián? y obedece a la estética de lo menos.

Estas obritas mías evitan ocupar muchas horas de mis lectores, que a buen seguro las necesitan para otros menesteres.

Además, cierto pudor me impide publicar nada más extenso de lo que yo acostumbro a leer. Soy présbita y mi ánimo también está cansado. Y cada edad tiene su literatura.

A mis años cuesta menos leer poesía que prosa. Las novelas que merecen la pena, leídas fueron por mí cuando podía hacerlo a la luz de una vela.

Así lo veo yo: si te gusta escribir, hazlo breve y lee poco. Si prefieres la ficción, toma algo de tu memoria, aunque no tenga trama ni desenlace. La memoria conserva lo que debe ser archivado y sab…