domingo, 9 de septiembre de 2012

La cabeza a pájaros



(El autor, en Babia)


De buena hora, me levanto, desayuno frutas y té verde japonés Kukicha Karigané y procedo, con parsimonia oriental, a la ceremonia del matutino arreglo.

A su término, mientras escucho música clásica en Radio Nacional, me aplico en el pelo inadvertidamente un spray desodorante, fisiológico eso sí, y rocío diligentemente las axilas, vulgo sobacos, con un producto para el cabello, nutritivo y vitamínico ¡a la leche de papiro!

Eso me pasa por tener la cabeza a pájaros y estar en Babia.

26 comentarios:

  1. ¿ No es en Babia donde se iba a descansar no se qué rey y nunca estaba donde tenía que estar y de ahí la expresión: "estar en Babia"?

    No se si estás donde debes estar, pero cuidarte... te cuidas un montón.

    ResponderEliminar
  2. Con ese desayuno desde luego que se cuida...Besos mil.

    ResponderEliminar
  3. Pues tu cabello luce espléndido a pesar de todo. A lo mejor es que desodorizar la mente de pestilencias varias cunde efecto. :P

    Encantada de conocer tu Babia, Manuel.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues intentarè seguir tus consejos, porque desayunas como un consejal y te cuidas como un diputado....que màs se puede pedir en los tiempos que corren.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  5. Pero usted amigo, es como uno de mis personajes favoritos: la Señora D!!! jajajaaa....

    Me encantó el desayuno, una de mis comidas preferidas.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  6. Te cuento que te sigo, sin embargo no aparece mi foto...

    Por las dudas:
    ¡Por los derechos de todo ser indefenso!
    (y otros tres más)
    Delia

    ResponderEliminar
  7. Pues si que te cuidas!!
    Míralo de esta forma: tengo en el pelo un exquisito perfume y mis axilas están nutridas jaja.
    Cariños.....

    ResponderEliminar
  8. Buen desayuno, magnifico despertar al nuevo día.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Ten cuidado.

    Si te frotas con un jarabe, y te tomas un unguento, te sentiras mal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Fuiste prudente, primero desayunar, por que si no, podías haberte tomado el té con desodorante y el melocotón en el sobaco. En Babia, sin embargo, y también con prudencia se puede deayunar un buen pan con tomate y chorizo.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  11. Todo hijo de vecino hemos pasado alguna temporada en Babia, tal vez sea el sitio más tranquilo donde estar ahora en estos tiempos que corren.

    Un abrazo grande,

    María Eva

    ResponderEliminar
  12. "Adentro de su clara cabeza
    que el tiempo ha cubierto de luz
    el caballero Marcenac
    con su celeste pajarera
    va por las calles. Y de pronto
    la gente cree haber oído
    súbitos cánticos salvajes
    o trinos del amanecer,
    pero como él no lo sabe
    sigue su paso transeúnte
    y por donde pasa lo siguen
    pálidos ojos asustados".

    cuando entro en su blog escucho dulces poesía profanas indómitas, acompañadas de gorjeos al romper el día que se transforman en amables sonrisas :))

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Manuel, dos cielos hay en esa foto azul pero faltan en el desayuno la tostada con aceite y cualquier lácteo (queso fresco o yogur) hazme caso, no es suficiente, ni siquiera para un escritor sedentario y ocioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tienes la cabeza en muy buen lugar!! jiji! Concusi, per ameno!!

    Un abraXo!

    ResponderEliminar
  15. En qué andarías pensando, coquetuelo?

    ResponderEliminar
  16. Seguramente no pasaras mi comentario, mereces desayunar huevos con tocino y un friego de tortillas de harina si se puede... Saludos. Tanta amabilidad en sus comentarios...

    ResponderEliminar
  17. Seguramente sera papaya y melón acompañado con granola, mmmmmmmmm ¡rico, rico, rico! ¿Invitas? saludos.

    ResponderEliminar
  18. Hola Manuel feliz noche... y feliz día estando en babia, jajaa.
    Yo tambien estoy en babia, son cosas de la vida, jajaa.
    Es un buen lugar para perderse de vez en cuando como cuando éramos ñinos...
    Un abrazo de MA.

    ResponderEliminar
  19. No te preocupes, si al final estos productos sirven todos para lo mismo, normalmente para nada más que para que gastemos dinero, tú lávate el pelo con los restos del té del desayuno y lo amortizas.

    ResponderEliminar
  20. A veces es importante estar en Babia, aunque cambiemos las "ubicaciones" de ciertas aplicaciones embellecedoras.
    En el fondo, todo es respuesta a nuestra biología maravillosa y errática.
    Un beso con sabor a frutas mañaneras.

    ResponderEliminar
  21. ¡Ay cabecita loca! ¿donde te habré puesto?

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Vuelvo a leer y comentar tu post.Eso de estar en babia por la mañana tiene su peligro...mas de uno y de dos se han puesto crema depilatoría en la cabeza por despiste pensando que era espuma moldeadora....y calvo al canto por redondeles....jajaja.Yo conozco a uno que le paso eso.
    Un abrazo y feliz semana.
    MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MA, hay años que no está uno para nada... Abrazos y besos.

      Eliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!