miércoles, 9 de febrero de 2011

Al viejo estilo VII


( el autor, "al viejo estilo" )

( capítulo séptimo )

Los sábados mi padre acompañaba en el coche grande y negro al dueño de la dehesa a depositar en un banco en Cartagena toda la recaudación de la semana, que don Antonio obtenía como corresponsal de los bancos en San Pedro del Pinatar. En aquella época los bancos no tenían sucursales en buena parte de los pueblos y apoderaban al cacique o al rico de la zona , que venían a ser la misma persona, para el cobro de las letras de cambio aceptadas por los lugareños. Ello dejaba una buena comisión y requería honestidad y pulcritud en el manejo de los fondos.

En la guantera del coche vi una vez una pistola que seguramente jamás fue utilizada ni siquiera para practicar el tiro. En aquella España privada de libertades, la profesión de atracador debía ser muy poco atractiva. En los años 50 se cometió un atraco muy sonado contra la joyería Aldao, en la Gran Vía de Madrid. La cosa debía ser tan poco frecuente que enseguida se cantó una coplilla cuyo estribillo decía “Aldao, Aldao las joyas te han robao”.

Mi padre aprovechaba el viaje sabatino para firmar los papeles propios de su cargo en la Administración pública, que un policía le acercaba desde Madrid bien a Cartagena, bien a la estación-apeadero de Balsicas.

En las dunas de la playa grande, mi yo femenino esperaba que ocurriera algo. Pero nunca pasaba algo. Sólo nada.

12 comentarios:

  1. esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con tus bellos textos, un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Siempre pasa Nada con los yoes femeninos, ni con los yoes masculinos.
    Me gusta tu estilo!!
    Manuel, ya sabes que te tengo en alta estima.
    A tu persona y a tus letras...Besos

    ResponderEliminar
  3. Ese Nada de las Dunas encierra mucho....
    Il dolce far niente, si fa un sacco e arricchiscono l'anima di minuti da vivere

    ResponderEliminar
  4. Manuel que tiempos aquellos los vividos: Al viejo estilo ,quedan muy lejanos , menos en el recuerdo de tu memoria y de tus preciadas letras, para la posteridad donde estarán siempre vivos.

    Gracias amigo por compartir tus memorias y poderlas leer desde este tu espacio de blog Casa de citas ...
    Donde entro a leer y comentar siempre por que me es muy grato y ameno.

    Abrazos de MA para ti,con mi afecto y aprecio.

    ResponderEliminar
  5. Manuel, no es por llevarte la contraria pero, yo creo que en aquella España de la represión, ser atracador o comunista debía ser muy, muy atractivo.

    En la playa siempre pasa algo, aunque sea nada. ¡Cuántos secretos guardan las arenas de las playas! Anda, cuéntanos uno... :-)

    ResponderEliminar
  6. ALICE, te contaré que la pareja de la Guardia Civil me detuvo ¡2 veces 2! ¿Cómo lo ves?

    ResponderEliminar
  7. OZNA(bis), Duna,Marian y MA, voy a gastar la palabra ¡Gracias!, pero siempre os quedaré agradecido. Abrazos

    ResponderEliminar
  8. lo que va en contra de los políticamente correcto es siempre un anzuelo muy muy sedutor que nos asoma desde nuestra esencia más animal y rebelde

    besos Manuel , ten un precioso San Valentín:)

    ResponderEliminar
  9. Llevas toda la razón, mi querida Elisa: si nos limitáramos a lo políticamente correcto, nuestra vida sería yerma...Besos, mi preciada Elisa...

    ResponderEliminar
  10. FELIZ SAN VALENTIN!!!

    mil abrazos llenos de amoruniverso que nos inunde y nos habite esta maravillosa energía
    besitos de luz

    ResponderEliminar
  11. ¡Cantemos a la belleza de manos, ojos, pies, labios y frente...! ¡Gracias Elisa!

    ResponderEliminar
  12. después de semanas sin poder pararme a disfrutar de tus letras vengo hoy a ponerme al día, poco a poco, saboreando cada letra, cada recuerdo.
    gracias
    salu2

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!