miércoles, 3 de julio de 2013

Terca luz


(el autor y El País Semanal)

Hoy, en plena ola de calor africano, me permito invitarme a mí mismo a
Casa de Citas, mayormente para no abusar de mis improbables lectores.
Para más INRI, se trata de una poesía de mi cosecha lírica.
¡Ustedes perdonen!

De la terca luz su postrer fulgor reúno,
cautiva y descompuesta en oros y malvas y esmeraldas
vela mi ánima de ambarinos linos.

Tal vez fuera piadoso luz se recogiera
en un solo haz de domésticas volutas, polvo de libros,
y así el niño que queda apenas tuviera otra encomienda
que limpiar las celdillas de su memoria.

Mas... ¡qué va!... la impía luminiscencia no ceja
y derriba el nido de mi cama

Quiebra el rayo por el cristal herido
y rompe en topacios y opalinas y cárdenas turmalinas
que a danzar invitan al hombre antiguo y a la mujer nueva.
Bailamos tres, el hombre solo,
la mujer que llega y el eterno niño.

Peces fusiformes chocan, mecánicos,
sus bocas en minerales besos de estéril cortejo,
mil cristales bermellones revientan
las paredes cotidianas de mi egocéntrica guarida.

¡Inclemente luz que a su albedrío administra las sombras!

Tarde quita claridad y el ocaso abate ecos de colores
y gemas presas en los vitrales de mi caleidoscopio.

Hombre, mujer y niño lamentan la noche.

_______________________________

Años después este poema dio nombre a mi último libro recopilatorio de mi producción poética.

6 comentarios:

  1. Bienvenido apreciado amigo poeta a tu buena Casa de Citas.
    Felicitaciones por los versos de: Terca luz y por el libro de poemas de tu cosecha.

    Los comparto en mi muro de facebook...

    Besos de ámbar de luz...
    MA.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir tu poesía, un abrazo sin calor ya que por aquí estamos al fresco

    ResponderEliminar
  3. Manuel:
    Bailamos tres, el hombre solo,
    la mujer que llega y el eterno niño.
    Genial poema amigo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Ojalá te invitaras más amenudo!!! Que maravilla de poema Manuel!!! Tiene una musicalidad y una belleza enormes!!!
    Un beso inmenso, te sigo siguiendo las huellas!!! :)

    ResponderEliminar

  5. Siempre causa perplejidad saber que un círculo cerrado une invisiblemente el arco iris y la tormenta.
    Me gusta como el primer día. Eres un poeta total, si es que esa expresión significa algo.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  6. ¡Pues es un buen poema! Me ha gustado. Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!