martes, 26 de junio de 2012

People watching

                                                               
People watching. Observar a la gente:
¿Deporte o arte?
¡Ambas cosas quizás!





18 comentarios:

  1. Ambas cosas, pero hay que saber observar a la gente... con arte... como tú.
    Mi beso.

    ResponderEliminar
  2. Observar actitudes. Eso es lo mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que tu lo has elevado a la categoría de arte
    Besos de verano torridos

    ResponderEliminar
  4. me encanto quiero esas playas, y creo q todo es posible, beso

    ResponderEliminar
  5. Ni deporte ni arte...Simplemente observar, pensar, distraer, chafardear, y sobre todo, si se divisa un cuerpo de mujer de esos que quitan el hipo...disfrutar y envidiar a quien lo posea...un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Necesidad humana, para que los ojos sinó???

    Beso

    ResponderEliminar
  7. Se aprende mucho y se distrae uno, mirando el entorno cercano...
    Mirar y ver la vida con ojos de artista es un pasatiempo muy grato.
    Se pueden fotografiar y escribir historias reales o imaginarias con este deporte o arte de ver pasar la vida a nuestro alrededor...
    Es una afición buena y placentera observar ,sin ser mirones.

    Un abrazo de MA y feliz verano.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  8. Observar conductas humanas, pasando desapercibido, es muy instructivo.


    Uno se da cuenta de lo patèticos que solemos ser.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Felices días, abundantes observaciones. Bsss.

    ResponderEliminar
  10. Curiosear aspecto, ademanes, y actitudes, puede ser muy instructivo, además de entretenido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Deporte de riesgo diría yo. ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. observar como vive la gente,como trata de disfrutar,y poder ver la magia que emana de sus actitudes,de la manera que se desenvuelven,solo la ve quien entiende el arte de vivir
    bravo manuel!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Más que observar a la gente, me parece más enriquecedor observarse a sí mismo primero.

    Bien por estas entradas tuyas que nos hacen pensar! Beso

    ResponderEliminar
  14. Y luego hay algunos que prefieren las playas desiertas. Je, je y je, en ellas no hay deporte ni arte, solo arena.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  15. Observar el comportamiento de las personas (que no cotillear, je, je, je)enriquece mucho, pues crea una especie de sexto sentido. Me ha gustado tu entrada Manuel. Vengo también por aquí, para desearte un buen verano y despedirme de ti hasta Septiembre amigo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  16. Paso a visitar tu blog y te doy las gracias por dejarnos tan hermosos poemas, desde Jaen un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  17. Sin observar, o sea, sin mirar con la intencion de interpretar lo que vemos, nos convertimos en algo asi como un picaporte,solo nos enteramos de que el mundo es una puerta cerrada.
    Un abrazo y si no hay acentos no es por capricho.

    ResponderEliminar
  18. La de horas que me paso yo observando...
    Es la mar de entretenido y muy bueno para el ejercicio de la memoria, la capacidad de observación, la imaginación...

    Un beso observador ( o dos).

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!