jueves, 22 de marzo de 2012

Pasado de un escritor insomne


(ilustración de George Grosz)

Otra noche dedicada a espantar a dos manos las sombras de los espectros de un pasado ajeno y muerto.

Almas en pena que no tuvieron, en vida, propia vida. Dan vueltas a sus trabajos y antiguas quimeras, a sus poderzuelos sicarios. Los aparecidos de hoy creyeron ser alguien y, lo que no lograron de mí entonces, quieren arrancármelo ahora que son trasgos fantasmones.

A las claritas del día vuelve mi vida de luz y paz. Ni fortuna ni pobreza de espíritu. Soy radical y libre. Cuanto mayor, más radical y más libre.

No quiero trato con seres redivivos forrados de oro y de miserias: ¡que ardan en los fuegos eternos!

Sigue el aquelarre. A la noche siguiente la estantigua emerge para urdir, en los montes de El Pardo, una conspiración “pinochetiana”; grito mi condenación y me largo a mi mundo, a resistir. Los cofrades del pandemónium se quedan meando sangre en los urinarios químicos montados para el banquete de los insurrectos.




18 comentarios:

  1. Noites assim...espantando fantasmas...Tantas!
    Beijo
    Graça

    ResponderEliminar
  2. Surrealista, realmente.

    Buen texto, pero aclaro que yo me pongo asì con el cabernet.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Magnifico escrito...sin pelos en la lenguas dices y escribes con tu genial pluma ... todo lo que sientes en tu alma libre de escritor en noches sonambulas ...los fantasmas nacen en las sombras de la noche y a luz del sol del alba mueren.
    Un abrazo de MA y feliz noche primaveral.

    ResponderEliminar
  4. "Soy radical y libre. Cuanto mayor, más radical y más libre."
    Esto me gusta, es lo mejor que se puede sentir tras el peso de los años, aunque los achaques se empeñen en engañarnos. Bs.

    ResponderEliminar
  5. Brindo por esa capacidad para ser radical y libre en una sociedad que pone tantas etiquetas...

    Hoy, barra libre de besos ( o dos)

    ResponderEliminar
  6. http://encantogitano.blogspot.com/2012/03/100-seguidores-y-mas-premios.html

    Manuel, te he dejado un premio en mi blog, en agradecimiento por seguirme, espero que pases por él, un abrazo y muchas gracias por leerme, es un gusto conocer tus letras :D Ya mismo te sigo!!

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno el contenido con ideas geniales como eso de ser cuanto mayor, más radical y más libre, aunque la experiencia general dice lo contrario: que cuanto mayor, más conservador y menos libre.

    Y el continente, es decir el envoltorio, el vocabulario, es aún mejor, rescatando del olvido palabras como estantigua.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Ingenio y vitalidad en cada entrega, un fuerte abrazo a tu inquieto corazón.

    ResponderEliminar
  9. En las noches algunas veces es el final.

    ResponderEliminar
  10. Yo me tapo los oídos con cera, y funciona. Con los más insistentes paso al infalible "habla chucho, que no te escucho". Porque, seamos sinceros, tú puedes atrancar a conciencia la puerta del armario, pero hay cadáveres que nunca se dan por aludidos. Y ahí siguen, negándose a aceptar que están muertos. Llegado el caso, un golpe certero en la dura mollera con la pala (en plan metafórico, claro) y al hoyo. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Tiene un ritmo único. Felicidades por eso. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. El ritmo de tus letras los puntos suspensivos la rima el arte tu pasion de hombre la presiento!!

    ResponderEliminar
  13. ¿Por qué los fantasmas se empeñan en salir de la mazmorra a la que los hemos condenado en las noches de insomnio convirtiéndolas en las horas más largas e inútiles de nuestra existencia?

    Un beso (me ha encantado esta prosa poética)

    ResponderEliminar
  14. Tener la iniciativa y la motivación suficiente para escribir y crear no lo siento como una opinión frutrada acerca de la capacidad de escritor. Como si al escribir, los fantasmas de poetas y escritores destacados te rondaran y dieran lo mejor de ti... tu escribes bien con o sin presencia de espectros ilustres.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  15. Amigo, ¿cómo es esa sombra pesimista de tus insomnios? Solo faltaba que me dijeras que cuando no duermes, con tus demonios, te acompaña un dolor de cabeza. Por ahí te libras porque entonces la sombra de los demonios se proyecta larga y el terror te anula. A mí me pasaba. Verás...Nada es tan malo y nada es tan bueno y los listos -que no conformistas- han de aprehender lo que interesa de cada cosa y quedarse únicamente con la bondad que cada lado aporta porque de lo contrario se va de berrinche en berrinche; la tensión sube, el colesterol te arruina y el no dormir anula hasta el amor, dicho sin cursilería.
    Si yo pensara en fantasmas, puede que no sintiera ni la simpatía que siento por muchos amigos blogueros, ellos en el norte y yo en el sur, pero...ya está bien ¿no?
    Venga...Un abrazo, Carmen Sabater.

    ResponderEliminar
  16. A veces los fantasmas no son más que una idea que nos ronda en la cabeza y nos martillea hasta el punto de quitarnos el sueño. Nuestras pesadillas y nuestros miedos más profundos nos visitan en la noche cuando nuestra conciencia deja de estar alerta para hacer de las suyas y, esos fantasmas nos devoran hasta el alba.
    Cada vez el placer es mayor cuando te visito en alguna de tus casas.

    Un abrazo grande,

    Eva

    ResponderEliminar
  17. La noche incita a pensar y a escribir..gracias por tu entrada,me hace reflexionar. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!