domingo, 6 de diciembre de 2015

Sin pijama y sin recuerdos (capítulo séptimo)


Sin pijama y sin recuerdos (capítulo séptimo)                                                

Puta polución atmosférica ¡Qué gorrinería de ciudad! Me pica la garganta. Me apetece tomar un té, comprar un libro y pasar a un baño que no huela ni a desinfectante de clínica ni a pis. Buscaré un drugstore y a Juan Ramón Jiménez. A Brendan Behan no, porque no lo encuentro nunca. Escribir y olvidar. Behan era alcohólico con problemas de escritura. Así era. Escribir y olvidar. La máxima felicidad.

De frente viene un grupo de chicas del altiplano andino. Pienso si estaré en Cuzco, aunque no olvido que Los Andes empiezan en Venezuela y terminan en la Patagonia. Me propongo no lloriquear no vaya a ser que piensen que soy italiano.

Llegan a mi altura, saludo y pregunto dónde puedo desayunar. Me responden maliciosamente que por ese barrio no suelen dar de desayunar a las cuatro de la tarde y que si quiero merendar, no lejos, todo derechito, queda un centro comercial.

En él, compro un diario, que no reconozco, en cuya cabecera figura “edición Madrid”. Me sorprende la facilidad y rapidez con que llegan aquí y ahora los periódicos europeos. La gente viste mejor que antes de mi síncope hipnótico.

Busco otro taxi y ¡zácate! me viene a las mientes una dirección:
- ¿Sería usted tan amable de llevarme a Claudio Coello número 38, entre Hermosilla y Goya?





Sigue el viaje por lo desconocido. Ahora creo que voy a alguna parte. Me apeo en la dirección que surgió de algún boquete negro de mi memoria. Es la casa donde nací.

Subo al piso tercero izquierda y en la puerta hay una placa que pone “Notaría (entren sin llamar)”. Obedezco y entro.

Un tipo con halitosis me contesta si no estoy viendo que allí no vive ninguna familia. Desisto. Está claro que allí no viven los míos.

Dice el portero que la notaría fue instalada en los años ochenta. Ignora quién ocupó antes el tercero izquierda. Yo lo sé muy bien. Pero da igual.

Salgo a la calle. En la parada de taxis desecho a los más sucios y aguardo hasta que llega un vehículo que no está tan cochino como palo de gallinero. Pido al taxista que me lleve al aeropuerto. Es hora de partir.




Los anuncios y otros cachivaches apenas si me dejan distinguir el conjunto de la ciudad en que nací. Creo.


( la primera foto y la de en medio están tomadas por mí; foto de abajo es de Richard Estes)

27 comentarios:

  1. Bueno Manuel pues este hombre sigue perdido por los mundos de Dios,a ver cuando se encuentra.

    Algún día encontrara lo que esta buscando, lo que no se si y le gustara o no le gustara o no, lo que encuentre en su origen ...Vaya usted a saber.
    Lo mismo es que no quiere dejar de tener amnesia para no tener que enfrentarse con su cruda realidad...

    Besos encontrados y no perdidos por el camino y feliz fin de semana veraniego.

    ResponderEliminar
  2. Me deslizo por tu blognovela con el incomparable deleite estético que nos causa la lectura de una buenísima pieza literaria.
    Sigo tus huellas, Señor Escritor.
    Aquel abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No sé, a mí me da la impresión de que se busca a sí mismo. Ojalá se encuentre, de ser así, y le guste lo que ve.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Nos deparará nuevas y sugestivas sorpresa en esa continua búsqueda de un no se sabe qué exactamente, porque su locura, no parece ser tal, sino un intento de revivir un ignoto pasado.
    Un abrazo, y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias MA, paisana de Beas! Perdido y encontrado, encontrado y perdido...al andar se hace camino...Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Mil gracias a la mujer "Escuchando palabras"! Me gusta que escuches mis palabras escritas.
    ¡Hale, a ser feliz! Beso.

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias Tania! "Sólo un viento de sueños..."(JRJ) melancólicos...nostalgia de algo que no sé aún si viví o soñé...
    RECOMENDACIÓN a mis lectores: Sería absurdo que dejárais de visitar los blogs de Tania Alegría. Lo digo y lo firmo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias María que vives al sureste! Es posible que sea mejor destino el de quien no logra nunca realizar sus sueños originales...¡no sé, no sé!

    ResponderEliminar
  9. ¡Carlos Galeon: Millones de gratitudes! Una ilusión, un frenesí...¡Vaya usted a saber! Abrazos amicus amico.

    ResponderEliminar
  10. (gracias por su visita y comentario...sobre todo por decidir dejar una palabras ante tanta confusión jaja).

    "Escribir y olvidar. La máxima felicidad".
    No solo es suave la lectura que nos ofreces, -sí, suave porque es tan delicada y a la vez tan seductora, que solo siento un pequeño y ávido deseo de finalizar...-, sino también instructiva. He buscado a Wendy Bevan y a Brendan Behan (no los conocía).
    Espero no ser muy locuaz, solo que me gustó mucho.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. SEntí rara la ausencia de recuerdos. ¿Buscabas ese lugar? Al salirte al frente, me quedó clara la peste del tipo, pero tú no sentiste nada, nada, nada. Raro asunto si uno no se estremece ante los rincones de su vida. Olvidé decirte: una chica andina sí se dio cuenta que andabas sin piyama, tu espalda salió en youtube

    ResponderEliminar
  12. Manuel... Contigo aprendo, me sorprendo y vivo con tu instructiva lectura que alegra mis ojos. Gracias por tu visita, me inspira aún más.

    Feliz nueva semana,

    Mau

    ResponderEliminar
  13. Esilleviana, querida, usted nunca es locuaz, antes bien tiende al laconismo. Y ello, como sus letras, me gusta. Le diré que los comentarios que leí en su blog me distrajeron en el sopor del domingo tardo-juliano. Alguno de sus fieles lectores parecíase a DADÁ cuando exclamó: "Me estoy volviendo idiota". Prosigamos, usted y yo, nuestros caminos y...¡blablablá!No nos perdamos de vista...merecemos la pena: "sólo los imbéciles son modestos" (Goethe)

    ResponderEliminar
  14. ¡Ay de mí, Belkys querida! Lo de youtube era solamente mi espalda o...¿también se apreciaba mi trasero? ¡Qué bochorno para un niño! Gracias, mujer del halo cubano. Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a mi querida prima Rojas, persona amable y optimista ¡Bravo! Besos.

    ResponderEliminar
  16. Muy buenos tus relatos Manuel, un grato
    placer leerte.
    feliz semana.

    ResponderEliminar
  17. Pues...¡cuánto agradezco tu comentario! amigo Ricardo; que sea feliz también para ti.

    ResponderEliminar
  18. ¡Enhorabuena, ha fotos.sou hermosa pasión por la fotografía.
    beso.

    ResponderEliminar
  19. :))
    consigues hacerme reir...

    no me hagas mucho caso, porque tengo un alto índice de error en mis conclusiones (como la prima de riesgo... a no perdón, que éso es muy serio): ahora es la époco lluviosa (allí) y escribes y, acá no estas tan cómodo y por tanto, no estas enamorado.
    hace poco aprendí algo sobre silogismo, premisas y conclusión... :))
    nadanada no tengas en cuenta mis niñerías.

    sin duda, leerte es cosa rica...

    otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  20. Niña Esevillana, niña serás, de tarde o...de mañana. En Cuba estamos en la época seca y en Madrid estamos con calor ferragostero, aunque ayer llovieron cuatro gotas mal contadas. Entre el clavel y la rosa, Su Majestad...es-coja. Hace diez días lo estaba, ahora...hilo es hilo es y si no te lo digo, no lo aciertas en un mes. Uno más, que nadie me gane ni me empate (en Venezuela "empatar" es "ligar")

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias por visitar mi blog. A través de él descubro tus palabras y me sumerjo en el placer de leerlas.Ahora es la hora en que la medianoche se hunde en el sueño; mañana seguiré gustando de tus escritos.Un beso, dulces sueños y hasta la mañana.Haydée

    ResponderEliminar
  22. Mil millones de gracias a Haydée Norma Podestá, quien tan gentilmente me regala sus letras y sus buenos deseos ¡Que los cuatro elementos te sean propicios, querida Haydée!

    ResponderEliminar
  23. Hola, Manuel: hermoso fragmento de hombre que vuelve y no vuelve al lugar de sus raices, que ya no es el que era. Gracias por seguirme en il mío blog. Sigo yo ya el tuyo, tan enjundioso, tan rebosante del puro placer del texto.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  24. Parece un viaje a través de tiempo.
    Pero no es un viaje al futuro.
    El personaje se busca en distintos escenarios para recuperar su identidad???
    Creas suspenso.Un queda pendiente del "re encuentro final consigo mismo"
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Donde te llevará el viento a lomos de corcel metálico, suerte la mía no tendré que esperar tiro "pa'lla" jeje

    ResponderEliminar
  26. Bello como siempre
    Lo mejor para vos este diciembre

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!