martes, 21 de junio de 2011

Suave soledad


( foto del autor en el pasado invierno )

En su fuero íntimo, la persona baqueteada por su propia biografía no desea sino vivir tranquila en suave soledad, rasgada a ratos por la presencia tierna y leve de otro ser, mujer en mi caso, amante de las ternezas y amigo de las miradas y de los silencios.
Ese hombre de lecturas y escrituras no cree en la felicidad, pero sí en la tranquilidad. Por ello, como Flaubert, en el último tercio de su vida, se irá apartando de todo lo que le resulte enojoso.

38 comentarios:

  1. Sabia decisión Manuel, apartar lo enojoso, lo que no nos aporte, oídos sordos en las salas de espera del odontólogo ( la gente siempre nos habla tonterías sintiendo que tienen que llenar los tiempos fatuos)
    Me gusta muchísimo la foto del “autor”, un semblante meditabundo, enajenado, pacifico. ¿Estará pensando si apagó la cocina antes de salir? Jaja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Suave soledad...tu suave soledad mi estimado amigo, esta plena de paz interior y mucho sosiego de alma después de vivir la vida con lo bueno y lo malo que ella te ha dado como hijo de mortal... Sabiendo lo que quieres ahora en tu vida en cada momento y disfrutando de tu espacio intimo con tranquilidad y libertad.
    Esa es tu felicidad la que tu has encontrado en tu rico mundo interior... y estas acompañado con ella en tu madurez.

    Imagen y texto magnificas.

    Un gran placer leer tus blog.

    Besos de luz y de color y muchas ternezas para ti amigo.

    ResponderEliminar
  3. Na vida, a paz interior é fundamental para a nossa tranquilidade, nossa e para com o mundo que nos rodeia. Imagem serena.
    Um abraço
    oa.s

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido al club de los "apartados". La aquí presente lleva en él más de 10 años. Se vive bien, demasiado bien. ¿Felicidad? Eso es como las endorfinas, se produce o no se produce. Beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias Vivian! Tu blog me gusta y lo recomiendo; escribes muy bien. El autor...es probable que pensara en las musarañas o en Babel ¡vaya usted a saber! Mi gratitud, con un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Muchas gracias, OcéanoAzul! ya sabes: ¡Qué descansada vida la de quien huye del mundanal ruido...! Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Cierto, emejota, cierto...me conformo con secretar la endorfina del contentamiento interior. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mi querida MA, ¡siempre escribir la palabra justa!
    Mis besos vuelan hacia Beas...

    ResponderEliminar
  9. Flaubert, era un capo.

    La tranquilidad y la paz, lo es todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Gracias Gaucho, te mando mis abrazos ultramarinos!

    ResponderEliminar
  11. Manuel, está usted tan guapo en la foto que casi no presto atención a su entrada, me marchaba sin leerla.... ¡es broma!.
    Ese hombre que hoy hace un autochequeo emocional sí cree en la felicidad pero está decepcionado, acepta la derrota con espíritu deportivo y no puede imaginar qué pasará cuando la presencia de esa mujer deje de ser leve y sea una colisión con dos heridos graves.
    Abrazos Manuel.

    ResponderEliminar
  12. ¡Gracias Loli, que tiene usted más guasa que la Tomasa! Será como un choque de trenes expresos en el túnel del Guadarrama. Abrazos, maña.

    ResponderEliminar
  13. En la foto ya se ve que crees, más bien aspiras, a la tranquilidad.
    De la felicidad ni hablarlo.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  14. ¡Gracias Francesc! La creencia o aspiración a la felicidad es el error innato más común...¡Abajo los cursis manuales de autoayuda! Salud

    ResponderEliminar
  15. En la tranquilidad se encuentra más placer que en la felicidad, porque la última casi nunca está cuando se le busca o aparece en contadas ocasiones en toda una vida.
    Disfrute entonces mi querido Manuel, de la presencia de mujer que tanto gusto le da, de silencios y miradas, que por aquí seguiremos disfrutando de su palabra real, fácil y necesaria.
    No posar para las fotos te sienta bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Gracias muchas, mi honrada Dª Ofelia! Una amiga dice que, cuando me hace fotos, salgo "apretado"...¡Tiene gracia! Te colmo de besos castos y amigables

    ResponderEliminar
  17. Malefica magia de la soledad, que a muchos nos atrapa sin cesar y es que es la eterna libertad la magia que mana la soledad.

    Mi beso y abrazo, feliz finde.

    ResponderEliminar
  18. ¡Gracias Eva! Tu comentario entrelaza muy bien los elementos de mi texto...mejor que yo mismo. Abrazos y besos para tu finde y tu vida toda.

    ResponderEliminar
  19. Vengo a devolverte la visita y me atrevo a interpretar tu o final: es preferible necintar una pared que tener que ponerse un guante (al menos para mi, que no soy veterinaria).
    En relación con la soledad, hace veinte años que la disfruto y estoy más cerca de la felicidad que nunca.
    Y lo mismo te deseo.

    ResponderEliminar
  20. Así es, María Jesús, si así os parece ¡Millones de gracias! Me gusta tu foto de carnet Te mando los mejores deseos y afectos...

    ResponderEliminar
  21. Hola Manuel, cuando se elige la soledad no es tan fuerte, pero la soledad impuesta es otra cosa.
    Por eso pienso que es sabio quien decide tener su soledad así le apetece, y alejar todo lo que nos hace daño, porque en realidad la vida con sus problemas la vivimos nosotros, y lo mejor vivirla como nos dé la gana. Interesante refexion. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. También creo que el hombre de la fotografía es una persona inteligente, que ha tenido la fortuna de poder elegir y ha optado por lo que ha considerado más oportuno: vivir como más le place, es todo un privilegiado.

    un saludo
    :)

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué plenitud de soledad,en un eterno conocerse! (JRJ, tal vez) ¡Gracias, Esille...! ¡Enigmática mujer!

    ResponderEliminar
  24. Lola,mujer del Sur...
    ¡Eso quiero yo! Y también,mandarte un abrazo

    ResponderEliminar
  25. en su casa de citas es imposible sentirse solo o sola. Encuentras un motivo para entrar y disfrutar...
    y a mi que me gusta su actitud y disposición?
    por eso no entiendo aquello de: viejo e incompleto.
    jajaja.

    ResponderEliminar
  26. ¡A sus órdenes, mi generala! ¿A usted le gustan los domingos por la tarde? ¿Aimez-vous Brahms?

    ResponderEliminar
  27. Placer lerte.Tu foto tus letras !!!que diferente somos!!!!...Si bien viví en paz conmigo misma y el mundo durante toda mi vida ahora...... busco el fuego de la libertad con que escribo.Me ha encantado tu texto Si es como.......casi si te conoci♪éramos.
    Sabor y placer leerte poeta!!!!!!!No te pierdas en el olvido de los sueños.

    ResponderEliminar
  28. ¡El olvido de los sueños! ¡Cuán bello! Agradezco en el alma a Recomenzar su entrañable comentario y...me permito recomendar su blog ¡Merece la pena!

    ResponderEliminar
  29. Un regalo después de esta lectura, como puente me llevó al poema Isla de Virgilio Piñera, un fragmento.
    Se me ha anunciado que mañana, a las siete y seis minutos de la tarde, me convertiré en una isla, isla como suelen ser las islas.
    Mis piernas se irán haciendo tierra y mar, y poco a poco, igual que un andante chopiniano, empezarán a salirme árboles en los brazos, rosas en los ojos y arena en el pecho...

    ResponderEliminar
  30. Que autorretrato tan relajado hasta se antoja esa paz...pero será que un ser inquieto pueda optar por la tranquilidad en alguna etapa de su vida?
    Yo más bien creo que un genio y figura es ...hasta la sepultura. =)

    Un beso y saludos Manuel, ya se le extraña en mi espacio de esencias*

    ResponderEliminar
  31. ¡Gracias Veranie, por tu amable comentario y por tu visita, que corresponderé!
    ¡La procesión va por dentro y los años enseñan a contemplar más y actuar menos! Te beso

    ResponderEliminar
  32. ¡Gracias querida Veranie por tu amable comentario y por tu grata visita, que corresponderé!

    ResponderEliminar
  33. ¡Gracias Sildelsur! La vida enseña, con los años, a contemplar más y actuar menos...Besos

    ResponderEliminar
  34. Mis queridas amigas "demasiadolistas", vuestra visita (M) me sabe demasiado gozosa...Salu2

    ResponderEliminar
  35. Coño q pensamos igual!
    Nunca crei en la felicidad, pero siempre disfruté de mi soledad y tranquilidad. A veces se esconde, a veces se altera, pero cada tanto mi tranquilidad y yo nos sentamos a tomar unos mates.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  36. ¡Gracias, hija de la Lágrima! Pues sí,coño,sí...pensamos igual porque...ambos sabemos que el gran engañabobos de la historia de la humanidad es la creencia inculcada en la felicidad permanente, en esta vida o en la otra...Abrazo fraterno

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!