domingo, 4 de noviembre de 2018

Leonard Cohen se despide

Dos años después de la muerte del músico
canadiense ven la luz en el libro La Llama sus últimos
poemas. El volumen, que también incluye letras de
canciones, dibujos y versos dispersos en cientos
de cuadernos, libretas humildes y servilletas de bar,
fue concebido y diseñado para su publicación 
por el autor Suzanne. Escribir, asegura su hijo,
era lo que lo mantenía vivo al final de sus días.

Resultado de imagen de leonard cohen babelia

Dejad que diga a los jóvenes
dejad que diga a los jóvenes:
no soy sabio, rabino, roshi, gurú
soy un Mal Ejemplo.
a las personas con experiencia
que han caracterizado el trabajo de mi vida
como algo barato, superficial, pretencioso, insignificante:
no sabéis
la Razón que tenéis
entre las putas
hay algunas
que preferimos hacer bien el amor
y entre (aquéllas) éstas
algunas
lo hacen gratis
Yo soy una puta
y un yonqui.
si alguna de mis canciones
te hizo más fácil
algún momento,
por favor, recuerda esto.
La verdad menos el 7%

Sólo te besó
en la mejilla
y sólo te tocó la mano
dices que no pasó nada
y yo me voy a tragar tu historia
Que ese “no pasó nada” te mandó
un ramo grande (¿enorme?) de rosas
pero te agradezco que me dijeras
la verdad
La verdad menos el siete
Por ciento



MI CARRERA



Tan poco que decir
Tan urgente
Decirlo



QUIERES DEVOLVER EL GOLPE Y NO PUEDES


Quieres devolver el golpe y no
puedes
Quieres ayudar pero no puedes
Y la pistola no dispara
Y la dinamita no explota
Y el viento sopla en otra
dirección
Y nadie te oye
Y la muerte está en todas partes
Y vas a morir de todos modos
Y estás cansado de la guerra
Y no puedes volver a explicarlo
Ya no puedes explicarlo
Y estás atascado detrás de tu casa
Como un viejo camión oxidado
Que ya nunca llevará otro
cargamento
Y no llevas tu vida
Llevas la vida de otro
Alguien a quien no conoces ni te
gusta
Y pronto se acabará
Y es muy tarde para volver a
empezar
Armado con lo que ahora sabes
Y todas tus estúpidas obras
benéficas
Han armado a los pobres contra ti
Y no eres quien querías ser
Ni remotamente él o ella
¿Cómo voy a salir de esto?
El lío desordenado el desaliño
Sin jamás estar limpio ni ser libre
Ensuciado por el chismorreo y la
publicidad
Estás cansado y se ha acabado
Y ya no puedes hacer nada
Para eso este silencio
Para eso es esta canción
Y ya no puedes explicarlo
Y no puedes ahondar
Porque la superficie es como el
acero
Y todas tus buenas emociones
Tus sutiles percepciones
Tu famosa comprensión
Se evaporan en una asombrosa
(Para ti) irrelevancia
No recuerdo cuándo
Escribí esto
Fue mucho antes del 11 de
Septiembre



Babelia. El País. 3 de noviembre 2018

4 comentarios:

  1. Un adiós precioso con este libro y con este post...
    Siempre vivirá en su arte.
    Me encanto volver a tu casa de citas y encontrarla abierta.

    Abrazos apreciado amigo Manuel.
    MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias querida MA por tu amable comentario y buenos deseos. Trataré de escribir un poco más, aunque ya sabes que ahora la fotografía atrae más mis actuales gustos.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Has hecho un gran homenaje. Es bueno encontrarme nuevamente en tu casa Manuel. Un abrazo fraterno para ti.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias querida amiga Lady. Últimamente practico más la fotografía en mis cuentas de Instagram que la escritura. Te agradezco en el alma tu comentario. Un gran abrazo.
    https://www.instagram.com/manueltorresrojas/
    https://www.instagram.com/naturaleza_amor_libro/

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!