martes, 4 de marzo de 2014

No haré nada...

Si usted cree que he sido injusto con usted, lo siento profundamente, pero no haré nada por modificar su opinión.

14 comentarios:

  1. Hay tantas injusticias en el mundo...que esta es insignificante.
    Capricho de niño mimado y nada más.

    Manuel un refrán dice: Pelillos a la mar.
    Chin chin, brindo por nuestra salud y amistad.

    Besos y versos de colores, que ya mismo es primavera.

    ResponderEliminar
  2. si me convidas ese copete esta todo bien, beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te espero para tomarnos otra copa. Ya tengo pedida la tuya!

      Eliminar
  3. Nadie lo siente profundamente mientras no esté dispuesto a reparar. Bss

    ResponderEliminar
  4. tan cierto lo que decis que es como si yo lo hubiera escrito

    ResponderEliminar
  5. La hay sin lugar a dudas.-
    Pero ¿que nos queda Manuel a nosotros los que ya no somos tan jóvenes?
    Aceptarlo no hacerse mala sangre ya que la presión sube y el colesterol apesta
    Yo trato de ser lo mejor que puedo
    No puedo controlar a nadie mas que a mi
    No te parece carño que estoy en lo cierto?
    Besitos querido

    ResponderEliminar
  6. La hay sin lugar a dudas.-
    Pero ¿que nos queda Manuel a nosotros los que ya no somos tan jóvenes?
    Aceptarlo no hacerse mala sangre ya que la presión sube y el colesterol apesta
    Yo trato de ser lo mejor que puedo
    No puedo controlar a nadie mas que a mi
    No te parece carño que estoy en lo cierto?
    Besitos querido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, querida Mucha, llevas razón. En Oriente una tradición viva aún considera que, cuando una persona ha cumplido con familia y sociedad, tiene derecho a recogerse sobre sí mismo y practicar un sano "egocentrismo". Cariños con aroma a fresas silvestres.

      Eliminar
  7. Te visto en recomenzar
    Me ha gustado tu comentario por eso vine a leerte
    Un placer hombre. Eres poeta.

    ResponderEliminar
  8. Siempre lo he dicho que no te arrepientes, por no hacerme caso, vives rumiando decepciones. O doblando en los portazos a las decepcionadas. Cabezota, te escribo un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me parece bien
    no podemos forjarnos a imagen de cada uno.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!