sábado, 22 de diciembre de 2012

Por su mala cabeza se quedó como un pajarito



( foto Chloe Aftel)


Un oficinista anduvo en malos pasos y se enredó en amoríos nocherniegos con una chica de alterne. Se llamaba Fructuoso y, por mear fuera del tiesto, perdió familia y empleo, además de los ahorrillos que pensaba invertir en comprar, en su Caja de Ahorros favorita, un puñado de esos artefactos mal llamados participaciones preferentes.

Una madrugada despertó conturbado y, al tacto, notó que la moza de fortuna no estaba en la cama. Se levantó y leyó en el espejo, escrito con pintalabios y letra infantil de suripanta del pueblo, esta despedida: «Bienvenido al club del sida».

El cagatintas no tuvo valor para hacerse los análisis, pero sí para tirarse por la ventana del apartamento. Cayó en flor y se quedó como un pajarito.

¡Por su mala cabeza y por sacar los pies del plato!


7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay pordió qué pena penita pena. La niña de la foto monísima.... no se le puede pedir que además sea virtuosa, eso se queda para ... otro estilo. Bs. y felices navidades.

      Eliminar
  2. Y pensar que estas historias van más allá de la ficción. Lamentable =(

    ¡¡Te deseo una muy Feliz Navidad!!

    Besitos.

    Te sigo de cerca durante el 2013!!!!

    ResponderEliminar
  3. Ya lo dicen, la carne es débil. Si la moza encima estaba de toma pan y moja, le brindó dos sugerentes frases harto estudiadas al oído, y finalmente le paso una suave y experimentada mano por el lomo, el plato quedó pequeño para sus pies.
    Un abrazo y "FELICES FIESTAS".

    ResponderEliminar
  4. ¿No he leído esto yo antes? Tengo una sensación de dejá vu...

    ResponderEliminar
  5. Final trágico.No debió tirarse por la ventana...Asustadizo Fructuoso.
    Feliz Navidad y los mejores deseos para el 2013.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. diosas que valen la pérdida de una familia, el empleo, los ahorros y la vida.¡Qué tontos algunos hombres!, no digo más....

    Feliz Navidad Manuel.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!