martes, 21 de junio de 2011

Suave soledad


( foto del autor en el pasado invierno )

En su fuero íntimo, la persona baqueteada por su propia biografía no desea sino vivir tranquila en suave soledad, rasgada a ratos por la presencia tierna y leve de otro ser, mujer en mi caso, amante de las ternezas y amigo de las miradas y de los silencios.
Ese hombre de lecturas y escrituras no cree en la felicidad, pero sí en la tranquilidad. Por ello, como Flaubert, en el último tercio de su vida, se irá apartando de todo lo que le resulte enojoso.

sábado, 11 de junio de 2011

Hacía calor...

,


...y el día había cumplido la mitad de su tiempo...

( Ovidio, Amores,1,5 )

Prometo por todos los dioses del Olimpo que encontré esta foto, la de arriba, dentro de la tarjetita de memoria de mi pequeña cámara Harinezumi (erizo, en japonés), pero no soy consciente de haber ordenado a mi dedo apretar el disparador. El resto, ¿quién no lo sabe? Sea como fuere, me vi cuando antes, tan lejos de mí ahora...


Ahora sí que me reconozco, en aquel lugar del otro tiempo...