miércoles, 25 de mayo de 2011

Terca luz


( Daria Werbowy por Cass Bird )

De la terca luz su postrer fulgor reúno.
Cautivo y descompuesto en oros y malvas y esmeraldas,
el fulgor apenas vela mi ánima de ambarinos linos.


Tal vez fuera piadoso que esa luz de luz se recogiera
en un solo haz de domésticas volutas, polvo de libros,
y así el niño que queda apenas tuviera otra encomienda
que limpiar las celdillas de mi memoria.

Mas... ¡qué va!... la impía luminiscencia no ceja
Hasta derribar el nido de mi cama.


Quiebra el rayo por el cristal herido
y rompe en topacios y opalinas y cárdenas turmalinas
que a danzar invitan al hombre antiguo y a la mujer nueva.

Bailamos tres, el hombre solo,
la mujer que llega y el eterno niño.


Peces fusiformes chocan, mecánicos,
sus bocas en minerales besos de estéril cortejo;
mil cristales bermellones revientan
las paredes cotidianas de mi egocéntrica guarida.


¡Inclemente luz que a su albedrío administra las sombras!

Tarde quita claridad y el ocaso abate los colores
y gemas presos en los vidrios de mi caleidoscopio.

Hombre, mujer y niño lamentan la noche.


"Uno no se acuerda más que de los momentos" Cesare Pavese


Intima, verdadera teoría de la relatividad de poeta. Sin ecuaciones, sin Emc2.
Pequeño, dulce niño de los aljibes y los diminutos peces naranjas que no saben del tiempo relativo pasado ni futuro, ni del asombro y la alegría que viven en los caleidoscopios y los mapas.
Momentos,
momentitos,
M
O
M
E
N
T
A
Z
O
S
de los que echar mano en los naufragios, las galernas en pleno día, las noches en vela, una llamada que no suena y es la única en el mundo que obligaría al tiempo volver a los relojes.

( texto que me ha enviado, en la mañana de hoy, una lectora bajo la rúbrica de Mme de Stael.
Tan inteligente y emotivo mensaje me ha movido a corregir y editar de nuevo el poema "Terca luz", que escribí hace un año para otro de mis cuadernos )

jueves, 19 de mayo de 2011

En primera persona del singular


En la tienda de Isidoro Álvarez, vulgo Corte Inglés, he manoseado/ojeado/hojeado un libro de David Lodge. La tesis del profesor es que en la novela contemporánea se va perdiendo la ficción literaria para ir más a la confesión, a la narración de una vida, a una visión singular. Aparece sólo la conciencia del autor y no tanto las conciencias de muchos personajes, como en las clásicas novelas del siglo XIX.Estoy de acuerdo. ¿Por qué es así? Lodge lo atribuye a que hemos perdido nuestras certezas metafísicas y por eso presentamos nuestro punto de vista singular, que nadie puede impugnar. Para mí, a la causa anterior debe añadirse que es mucho más difícil escribir “Guerra y Paz” o “Madame Bovary” que las novelas unipersonales de hoy. Y que las hoy en día se nos ofrecen como corales o pluripersonales, contienen, a manera de relleno, muchos personajes de cartón piedra. En general.

De todas formas, en esta etapa de mi vida, no quiero artificios literarios. Sólo memorias, diarios. Autoficción, si se quiere; correspondencia, incluso. Todo en primera persona del singular.
 
 
( David Lodge es profesor de literatura inglesa moderna. La primera foto es de mí y la segunda mía )

miércoles, 18 de mayo de 2011

Antes de pasar por las armas


Antes de pasar por las armas a su hombre, ella le soltó:

− Te quiero mucho.

Y le transportó al más allá con dos cartuchazos del calibre doce; se puso su blusa color pistacho, retocó su rímel y colorete y se fue a tomar una copa al bar Teatriz.

Monotonía, aborrecimiento, fastidio. El spleen, le cafard, l´ennui, el desgarramiento, la melancolía. Desgana y náusea. El tedio de la vida, vaya. El que escribe, escribirá. Quien lee, seguramente seguirá en ello. El noventa por ciento restante de humanoides se abstendrá. Se limitarán a actuar, a apresurarse. De aquí para allá. De allí para acá.

El espectáculo debe continuar. También el aburrimiento, la monotonía, la saciedad.

La chica que cortó la hebra de la vida a su marido por camino tan derecho, apenas si conseguía dormir tres horas por noche. Y para ello tomaba, todo junto, un lexatín de 5 mg, un transilium y un orfidal. Desde el día en que enviudó a las bravas, duerme dignamente nueve horitas, sin auxilio de la farmacopea moderna.

Y pasea a las orillas del mar. De mar a mar.


( imagen en concepto de cita y sin ánimo de lucro; ignoro su copyright )

domingo, 8 de mayo de 2011

La duermevela, en el origen del tiempo


( foto tomada por mí )

La duermevela

En las horas en que la vida está más muerta
vienen a saludarme las voces de la noche,
cantos amigos que, en la gris duermevela,
alumbran en mí esperanzas de vidrio y azabache.

Quebrado ya el ensalmo llegará la mañana
que aún sigue dormida en su tacto de cuero
y doblegará a la negra oscuridad,
metáfora convulsa de odios y de dobleces.

Apagada la luz, lucirán los colores:
los verdes serán negros y el gris será el de siempre,
un difuso océano sembrado de cizañas.

Reconoceré, entonces, el color de la aurora
y el curso de oráculo que ayer acuchillaba,
cual ignoto celaje, el origen del tiempo.



( Picasso )

Este soneto en versos alejandrinos, firmado Cornadó y Torres Rojas, ha surgido del trabajo, cuajo de luz, entre Francesc Cornadó y un servidor de ustedes. Francesc es catalán de pro, arquitecto al servicio del hombre y escritor en busca la belleza y la rabia.
Su blog, que recomiendo, está en esta dirección: http://francesccornado.blogspot.com/

viernes, 6 de mayo de 2011

Amenaza


( foto tomada por mí con móvil N8 )

The year's gold garbage
                              R.L.

La dorada basura de los años
me ha ido acostumbrando a vivir entre sueños;
ninguna sonrisa se desvanece en mi memoria;
los ojos que una vez me miraron
incitantes o quizá sin verme
siguen fijos para siempre en mí...

( José Luis García Martín. Aldeanueva del Camino 1950 )

domingo, 1 de mayo de 2011

Maya Mayo



En las mañanicas
del mes de mayo
cantan los ruiseñores,
retumba el campo.

En las mañanicas,
como son frescas,
cubren ruiseñores
las alamedas.

Riense las fuentes
tirando perlas
a las florecillas
que están más cerca.

Vístense las plantas
de varias sedas,
que sacar colores
poco les cuesta.

Los campos alegran
tapetes varios,
cantan los ruiseñores
retumba el campo.

II

Sale el mayo hermoso
con los frescos vientos
que le ha dado marzo
de céfiros bellos.

Las lluvias de abril
flores le trujeron:
púsose guirnaldas,
en rojos cabellos.

Los que eran amantes
amaron de nuevo
y los que no amaban
a buscarlo fueron.

Y luego que vieron
mañanas de mayo,
cantan los ruiseñores,
retumba el campo.




( La maya es de Lope De Vega y
las fotos de mi hermano Valeriano )